• Facebook App Icon
  • Instagram

El pan nuestro de cada día

Este trabajo muestra una perspectiva del conflicto armado en Colombia, específicamente del repertorio violento de los últimos 40 años, fue presentado en el espacio de artes “La Lunares” en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Como resultado de la investigación sobre violencia y arte en Colombia, para mi grado de maestría en la Universidad Nacional de las Artes. Presenté una exhibición donde la obra se consumiera, de ahí que haya escogido hacer las armas que encontré dentro de los repertorios violentos de Colombia con diferentes recetas de pan. Cada receta es una manera de abordar el lenguaje mismo de la violencia y cada acercamiento a la obra supone una activación del circuito consumo. El pan nuestro de cada día alude a la oración católica el padre nuestro, colocando la cotidianidad de la violencia a su mismo nivel. Alimentarse se configura de tal manera que el espectador está consumiendo la violencia en un acto metafórico.

 

This work shows a perspective on the armed conflict in Colombia, specifically the repertory of violence

from the last 40 years. It was presented in "La lunares" gallery Buenos Aires, Argentina. As a result of the research on violence and art in Colombia, for my master's degree in the National University of Arts. I presented an exhibition where the work was consumed, that is why i have chosen to cook bread weapons with different recipes. Each recipe is a way to use the language of violence and each aproximation to the work is an activation of the circuit of consumption. Our daily bread refers to a Catholic prayer, the Holy Father, but placing the daily routine of violence at their same level. Feed is configured to the Viewer consuming violence in a methaphorical act